Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Veeduria Distrital

Entidad de Control Preventivo de Bogotá
Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Veeduría Distrital insiste en la urgencia de una reforma policial

Por: comunicaciones
Publicado el: Agosto 2021

La Veeduría realiza un nuevo  llamado para que se revise el nivel de la efectividad de las intervenciones del Esmad en las jornadas de protesta social.

En Bogotá han aumentado las denuncias contra miembros de la Policía por hechos de violencia en el marco de la protesta social. Así, se han presentado 19 denuncias en el 2.018,   559 en el 2.020 y 181 en el 2.021. Muchas de estas denuncias se concentran en acciones del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía, ESMAD, que depende del Ministerio de Defensa y no del Ministerio del Interior o Justicia, como se esperaría por la naturaleza civil de sus funciones (Art. 218, CP).

Insiste el ente de control preventivo en que “la reforma del ESMAD no sólo es una solicitud ciudadana, sino también de organismos internacionales como Naciones Unidas, que en su informe anual  de 2019, señaló la urgente necesidad de adelantar una transformación profunda al Escuadrón Móvil Antidisturbios.  Específicamente, en lo concerniente a  sus protocolos para el uso de la fuerza. 

Al alarmante aumento de las denuncias contra miembros de la policía se suman hechos como los siguientes: 

Sistematicidad” de la violencia policial contra la Protesta Social:

Un fallo de 2020 de la Corte Suprema de Justicia sobre hechos que tuvieron lugar en las protestas de 2019 en Colombia, calificó de “sistemática” la violencia ejercida por la fuerza pública contra manifestantes y se refirió a la incapacidad institucional del ESMAD para mantener el orden público a través del uso racional y moderado de las armas disponibles (STC7641 2020). Dos años después, en 2021, el Paro Nacional que inició el 28 de abril y que duró cerca de dos meses, habría dejado como balance 3.486 casos de violencia policial de los cuales 44 son asesinatos atribuibles directamente a la fuerza pública, además de 28 casos de violencia sexual (Indepaz y Temblores, 2021). En Bogotá habrían tenido tenido lugar 3 de estas muertes, 10 victimas de violencia sexual (Temblores ONG, 2021) y al menos, 361 civiles lesionados (Alcaldía Mayor, 2021). Por su parte, la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP, señaló en un comunicado del mes de julio de 2021, que Colombia sería el segundo país con la más alta tasa de muertes violentas por día de protesta, con una muerte cada 36 horas, situándose justo después de Birmania.

Fallas en Protocolos de manejo de armas e inobservancia de manuales 

Entre estas fallas, recientemente fue denunciado por Human Rights Watch el uso del arma Venom, compuesta por proyectiles de gases lacrimógenos y bombas aturdidoras que por su mecanismo de disparo múltiple afectan de manera indiscriminada a residencias, manifestantes, peatones e incluso los mismos uniformados. En este sentido, a la Veeduría también le preocupa la inobservancia al principio de publicidad de los procedimientos policiales, “ya que se han recibido numerosas denuncias de agresiones contra ciudadanos por grabar o bien, se ha denunciado el ocultamiento de insignias de identificación de los uniformados”

En Bogotá, se ha identificado la desobediencia de algunos agentes del ESMAD a las directrices sobre el uso de la fuerza como último recurso y el ajuste de sus acciones al manual sobre el manejo de armas (MEBOG, 2021). Ejemplo de ello, es el uso de armas de letalidad reducida en contra de los cuerpos de las personas para dispersar protestas pacíficas y los atentados con bombas lacrimógenas a residencias.

La Veeduría realiza un llamado para que se revise el nivel de la efectividad de las intervenciones de esta unidad para repeler actos violentos en medio de la protesta social, teniendo en cuenta hechos como los ocurridos en octubre de 2020 cuando la Minga Indígena que adelantó su movilización en Bogotá, con la participación de aproximadamente 10.000 ciudadanos, se adelantó en absoluta paz y sin ningún acto vandálico, previo acuerdo con la Administración Distrital para que el ESMAD no acompañará la manifestación. Sólo entre el 28 de abril y el 8 de junio de este año el ESMAD ha realizado 447 intervenciones (SDG 2021), con un saldo de confrontaciones que deja un registro alarmante tanto de violaciones a los DDHH como de actos vandálicos. 

Filtro de noticias