Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Veeduria Distrital

Entidad de Control Preventivo de Bogotá
Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Los precios elevados de elementos de protección están poniendo en riesgo la vida del personal médico

Por: comunicaciones
Publicado el: Mayo 2020

Según las IPS, la oferta que hay para caretas y tapabocas supera hasta el 1000% de su costo, lo que puede originar un detrimento financiero en los centros de salud.

El aumento en los precios del mercado ocasionado por una mayor demanda y efectos macroeconómicos sobre la tasa de cambio han provocado escasez de estos implementos en la ciudad.

Es importante que las IPS públicas y privadas capaciten de manera efectiva al personal médico y administrativo en el uso y disposición de EPP para minimizar riesgos de contagio.

En rueda de prensa, el veedor Distrital, Guillermo Rivera, el presidente de la Federación Médica Colombiana, Sergio Isaza, y el presidente del Colegio Médico de Bogotà, Herman Bayona, presentaron un panorama de la situación actual del abastecimiento de insumos médicos, de las 100 IPS habilitadas en Bogotá que cuentan con servicios de hospitalización adultos, pediátricos, unidades de cuidados intermedios e intensivos, para la atención de pacientes de patologías generales, de salud mental, oncológicas, cuidados paliativos y ortopédicos.

Ante el preocupante incremento del personal de la salud contagiada con COVID 19, que pasó de 459 a 760 casos en el país, y en Bogotá de 148 a 225 en los primeros días de mayo, la Veeduría Distrital insistió en la urgente necesidad de racionalizar los altos costos de los elementos de protección personal. No en vano, adquirirlos se ha convertido en una titánica labor por parte de las instituciones prestadoras de salud, y que ante la coyuntura pueden ver comprometida su sostenibilidad financiera.

Entre abril y mayo, la Veeduría Distrital se dio a la tarea de requerir a cada una de estas IPS información con las barreras en el mercado identificadas en términos de precios, cantidades y calidad de los insumos ofertados; y los controles a través de los cuales las IPS garantizan la compra de EPP que cumplen con las condiciones técnicas y normativas necesarias. Encontró que:

El 93% de las instituciones consultadas señaló dificultades para adquirir elementos por el aumento en los precios, especialmente en el caso de tapabocas N95, caretas y batas antifluido. De otra parte, las cantidades a las que pueden acceder están restringidas y en algunos casos se proponen tiempos de entrega prolongados y varios proveedores exigen el pago del 100% para el suministro contra entrega, lo cual aumenta la presión financiera sobre los hospitales y clínicas, especialmente las de menor tamaño.

El desabastecimiento responde a una falta de suministro de insumos y EPP en el mercado ante el aumento en la demanda a nivel mundial y el aumento en los costos de importación por la devaluación de la tasa de cambio. “Esta condición es clara en términos generales para las IPS que además asumen el sobrecosto de mayor uso y precios más altos con recursos propios, lo cual genera una importante presión financiera”, asegura el Veedor, Guillermo Rivera.

Esta información coincide con la encuesta realizada por la Federación Médica Colombiana (FMC) y el Colegio Médico Colombiano (CMC) en 27 departamentos del territorio nacional según la cual el 87% de los especialistas de la primera línea reporta que las máscaras N95 son el elemento que más falta en clínicas y hospitales.

El 96% de las IPS manifestaron tener inventarios para suplir la demanda de implementos a corto plazo, pero la gran mayoría ellas muestra su preocupación ante las dificultades encontradas en el mercado para mantener al día su dotación en los próximos meses en caso de que la situación no se estabilice.

Finalmente, a las IPS les preocupa el aumento de oferta en el mercado de implementos que no cumplen con las especificaciones técnicas y sanitarias, lo cual representa un factor de riesgo adicional para la seguridad de trabajadores del sector y pacientes.

Frente al incremento de los precios de suministrso de EPP, la Veeduría Distrital explicó que si bien el Distrito no tiene competencia regulatoria del mercado, es importante que ponga a disposición su capacidad institucional para promover una gestión colectiva contractual distrital para la adquisición de estos elementos que cobije tanto a IPS de la red púbica como de la red privada. “Esto traería como beneficios un mejor poder de negociación, que permite tener mayor control sobre los precios, y condiciones de entrega más favorables; así como una revisión más eficiente de las condiciones técnicas de los elementos contratados”, concluyó el veedor Distrital, Guillermo Rivera.

 

Filtro de noticias