Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Prevención · Transparencia · Incidencia

Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Labhacker, una forma de innovar en la gestión pública

Por: admin.veeduria
Publicado el: Junio 2017

Rogerio Scheidemantel Labhacker habla sobre nuevos medios para expandir transparencia y participación ciudadana

Para el director de LabHacker, innovar en el sector público es proporcionar al ciudadano nuevos medios de interacción con el Estado para que obtenga toda la información pública que necesite y participe más intensamente en los procesos democráticos de decisión.

Director adjunto del Laboratorio Hacker de la Cámara de Diputados de Brasil (LABHACKER). El Laboratorio es un espacio para promover el desarrollo colaborativo de proyectos innovadores en materia de ciudadanía relacionadas con la rama legislativa.

Rogerio es Ingeniero Eléctrico y tiene una maestría en Telecomunicaciones de la Universidad de Brasilia. Cuenta con amplia experiencia en diseño de hardware de comunicación e encriptación. Es Analista Legislativo de la Cámara de Diputados desde 2002, experto en las áreas de Proceso Legislativo y Presupuesto Público. Lidera el LAB HACKER desde 2014, donde opera como facilitador en el desarrollo de proyectos de colaboración.

LABcapital: ¿Cuál es el concepto de innovación que manejan en Lab Hacker?

Rogerio: El concepto de innovación en el LabHacker se materializa en la creación de nuevos medios para expandir la cultura de la transparencia y la participación ciudadana en el proceso legislativo brasileño. Para eso, LabHacker promueve el desarrollo colaborativo de proyectos de innovación en ciudadanía relacionados al Poder Legislativo, apoyados en soluciones digitales que promuevan la gestión eficiente de datos públicos legislativos y la creciente articulación entre parlamentarios, hackers, desarrolladores y ciudadanos.

Además de estimular el desarrollo de aplicaciones digitales que amplíen la participación y la transparencia legislativa, el LabHacker busca la innovación a través de la promoción de actividades presenciales en el parlamento, como maratones hackers, hackdays sobre temas innovadores, y talleres de creación y discusión con especialistas, parlamentarios, estudiantes de universidades y escuelas públicas, y niños interesados ​​en tecnología.

LABcapital: ¿Cómo es innovar en el sector público? ¿Nos podría dar un ejemplo?

Rogerio: LabHacker entiende que innovar en el sector público es proporcionar al ciudadano nuevos medios de interacción con el Estado para que obtenga toda la información pública que necesite y participe más intensamente en los procesos democráticos de decisión. Uno de los principales proyectos innovadores desarrollados en LabHacker es el portal  e-Democracia, plataforma que tiene por objetivo ampliar la participación social en el proceso legislativo y acercar a ciudadanos a sus representantes a través de la interacción digital. La plataforma se divide en tres herramientas: Wikilegis, que permite la construcción colaborativa de proyectos de ley; Expressão (Expresión), para la realización de foros de discusión entre todos interesados ​​en temas legislativos; y Audiencias Interactivas, en las que los ciudadanos pueden participar en directo de audiencias públicas a través de Internet.

La herramienta Wikilegis permite la colaboración de los ciudadanos en la elaboración de las leyes. Los usuarios pueden participar del debate y de la construcción de los proyectos de ley junto con los legisladores, registrar sus puntos de vista sobre el tema, e incluso sugerir cambios directamente en el texto  por medio de su experiencia o conocimiento del tema. Todas las colaboraciones se registran y se envían al relator del proyecto para su evaluación, de modo que las sugerencias puedan ser aprovechadas en el proyecto a ser presentado. La herramienta también puede ser insertada en el sitio, blog o red social deseado, facilitando la participación y ampliando el seguimiento de los trabajos.

Expressão es una herramienta de debate sobre temas en análisis, que cuenta con diseño amigable y una interfaz intuitiva. El usuario logra, de una manera muy práctica, comprender el contexto de debate, participar e identificar los temas que cuentan con la participación de legisladores, para interactuar directamente con ellos. Entre varias características, Expressão posee elementos de juegos (gamificación), como por ejemplo, visibilización especial para los usuarios con mayor participación.

Audiencias Interactivas es una herramienta que permite incorporar al ciudadano en los debates dilatados en las audiencias públicas de la casa legislativa. Mientras asisten al evento, los ciudadanos interesados ​​pueden encaminar, a través de e-Democracia,  preguntas y sugerencias a los parlamentarios, que pueden responderlas o direccionarlas a los invitados de la audiencia. Todo en vivo y en línea en Internet.

 

LABcapital: ¿Cuáles son las principales barreras que han identificado y cómo las han superado?

Rogerio: La principal barrera tal vez sea la dificultad de la inclusión de nuevos procesos de trabajo en las estructuras burocráticas y legislativas cristalizadas. Desde el punto de vista burocrático, la innovación a menudo no encuentra espacio para cambiar patrones de trabajo existentes desde hace décadas, y que ocupan todo el tiempo de la rutina administrativa. Para superar esta dificultad, LabHacker busca el apoyo de la dirección y de los principales gestores de la Cámara de Diputados. El apoyo se da a través de la obtención de recursos humanos y materiales para el desarrollo de proyectos innovadores, de la promoción a la participación de los funcionarios en los actos promovidos por el Laboratorio y del reconocimiento público de los beneficios ofrecidos por los proyectos innovadores.

Desde el punto de vista de la estructura legislativa, también hay dificultad para alterar la cultura parlamentaria, muy concentrada en la política tradicional, anterior al advenimiento de Internet. Muchos parlamentarios aún no incorporan a sus rutinas legislativas los nuevos instrumentos de democracia digital a los procesos de la democracia representativa. Para superar este obstáculo, LabHacker busca estimular a los diputados, y también a sus asesores, a adoptar herramientas digitales de participación en el ejercicio del mandato, como las disponibles en el portal e-Democracia. Tratamos de mostrar que la participación digital es una forma innovadora y fundamental para los ciudadanos de evaluar mejor el mandato parlamentario. Hemos divulgado "casos de éxito" en los que las sugerencias de los internautas en el portal e-Democracia se incorporaron efectivamente a las leyes aprobadas, generando así más compromiso de ciudadanos en torno a las ideas defendidas por los parlamentarios. Por lo tanto, buscamos sensibilizar a los diputados para integrar efectivamente los mecanismos participativos digitales al proceso legislativo de la Cámara de Diputados.

LABcapital: ¿Qué recomendaciones le podría dar a los servidores públicos del Distrito para motivar cambios orientados hacia la innovación en sus entidades?

Rogerio: La reciente implantación de las leyes de acceso a la información en diversos países y los mecanismos modernos de control social, sobre todo por el uso intenso de las redes sociales digitales, permiten a los ciudadanos acompañar cada vez más de cerca la ejecución de los servicios públicos y cobrar más eficiencia de los servidores. En este escenario, la mejor recomendación para motivar a los servidores a buscar innovación es mostrar que la atención efectiva a las demandas de los ciudadanos en el exigente mundo en que vivimos será posible por medio de la innovación ciudadana, que es la adopción de métodos innovadores de trabajo que incluyan a los propios ciudadanos en la creación, construcción, ejecución y evaluación de estos métodos.

En este nuevo ambiente de empoderamiento de los ciudadanos, la adopción de buenas prácticas de innovación como las utilizadas por startups, que buscan mejores resultados con menos recursos y foco en el usuario final, puede ser una buena inspiración para la implantación de procesos innovadores en las rutinas de trabajo en el sector público. La idea central pasa siempre por la necesaria inclusión del ciudadano (usuario final) en toda la cadena de los nuevos procesos de trabajo. La producción de prototipos simplificados para probar conceptos y la evaluación progresiva de los ciudadanos en la aceptación y el desarrollo de los proyectos, ayudarán a promover los cambios y a incorporarlos a los nuevos procesos de trabajo. La inclusión permanente de los ciudadanos en la creación, construcción, ejecución y evaluación de los nuevos procesos de trabajo, en un primer momento puede parecer ser más difícil y compleja, pero a largo plazo resultará en menos presión sobre el trabajo de los servidores, ya que los ciudadanos actuarán como colaboradores en las políticas públicas.

La motivación mayor para convencer a los servidores de trabajar con la innovación ciudadana es, por lo tanto, que los ciudadanos no deben ser vistos como meros fiscales del Estado, sino como socios fundamentales en la búsqueda de la excelencia en la ejecución de los servicios públicos.

Filtro de noticias