Logo Prevención · Transparencia · Incidencia

Veeduria Distrital

Entidad de Control Preventivo de Bogotá
Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

21% de los bogotanos encuestados por la Veeduría dice que NO se vacunarían contra el Covid-19

Por: comunicaciones
Publicado el: Noviembre 2020

La Veeduría Distrital realizó una encuesta y una serie de recomendaciones para la formulación del proceso de vacunación exitoso en la capital.

Bogotá, 11 de noviembre de 2020.

En la encuesta que se aplicó entre el 15 y el 25 de octubre de 2020, habitantes de Bogotá entre los 15 y 79 años respondieron preguntas concernientes a la percepción sobre el acceso eventual a una vacuna contra el COVID-19, disposición a aplicarse la vacuna, creencias relacionadas con su efectividad y seguridad, y la impresión sobre el manejo de las entidades gubernamentales para garantizar el acceso a la vacuna.

“El objetivo de consultar la voz de los ciudadanos sobre un asunto de salud pública tan determinante, es brindar a tiempo las recomendaciones para que la administración Distrital adopte medidas necesarias para implementar un proceso de vacunación exitoso”: Veedor Distrital, Guillermo Rivera.

Se encontró que:

Al preguntar sobre la disposición de los ciudadanos para aplicarse la vacuna en caso de que esta estuviese disponible, se obtuvo que el 21% de los encuestados manifestó NO estar dispuesto a vacunarse. Hallazgo similar a la Encuesta de Pulso Social realizada por el DANE que en septiembre estimó un porcentaje del 28% al realizar la misma pregunta.

¿Estaría interesado en aplicarse la vacuna en caso de que esta se encontrara disponible?

Toma de decisiones relacionada con el proceso de distribución y aplicación de la vacuna

El porcentaje de los encuestados que manifiesta no estar dispuesto a vacunarse es alto, explicó el Veedor Guillermo Rivera: “La mayor parte manifiestan temor ante posibles efectos secundarios en el organismo que pudieran ser incluso más graves que la exposición al virus, especialmente entre quienes no se encuentran en grupos de mayor vulnerabilidad. De otra parte, los ciudadanos manifiestan su escepticismo sobre la rigurosidad científica del desarrollo de la vacuna, al ser este atípicamente acelerado”.

Es así como entre los resultados encontrados se destaca que el 14% de los encuestados creen que el coronavirus no existe, y el 8% considera que las vacunas son antinaturales. El 77% de los encuestados considera que todas las personas deberían vacunarse y el 45% de quienes respondieron creen que las vacunas dependen de dinámicas políticas, mientras que el 47% de los encuestados estarían dispuestos a pagar por la vacuna.

De otro lado, se encontró que hay incertidumbre entre las personas encuestadas sobre los posibles efectos secundarios que pueda tener la aplicación de la vacuna: el 45% manifiesta no estar seguro de si éstas tienen algún efecto nocivo para el organismo, mientras que el 15% cree que estos efectos negativos están presentes siempre. Además, el 37% de la población considera que la vacuna debe ser suministrada primero al personal médico y asistencial (37%) y el 21% cree que la vacuna debería estar disponible para personas con condiciones que pueden agravar la enfermedad. El 21% manifiesta que todos los ciudadanos deberían recibir la vacuna a tiempo y el 2% que nadie debería recibirla.

En algunos grupos, la razón de los ciudadanos para no acceder a la vacuna es desconfianza en las instituciones y en la veracidad de la información difundida sobre el COVID-19, también se identifica desconfianza en las acciones de salud pública adelantadas hasta el momento y sobre el origen del desarrollo de la vacuna al considerar que su desarrollo está mediado por intereses políticos y económicos

 

Percepción sobre el acceso y seguridad de la vacuna

Percepción de la gestión estatal para la vacunación

Los resultados muestran que el 66% de los ciudadanos participantes perciben que la forma en la que las entidades estatales han gestionado el acceso a la vacuna contra el COVID-19 han sido acertadas, mientras que el 27% considera que no ha sido así. La desconfianza en las instituciones combinada con un bajo nivel de información verídica y un alto volumen de difusión de información no comprobada a través de redes sociales puede ser un canal para aumentar el escepticismo en la población sobre la efectividad y seguridad de una eventual vacuna contra el COVID-19.

Recomendaciones de la Veeduría Distrital

  • Para lograr la inmunidad de rebaño con una eventual vacuna, la Veeduría recomienda que la estrategia de comunicación de las autoridades sanitarias responda al temor y la desconfianza de la ciudadanía. El 27% de los ciudadanos considera que el manejo de la pandemia no ha sido acertado y más del 50% cree que la información entregada a nivel institucional no ha sido clara ni suficiente.

 

  • El Distrito debe desarrollar campañas de comunicación sólidas y contundentes. Medios masivos, redes sociales y publicidad en territorio son fundamentales para la tarea de combatir la desinformación y vincular población con y sin acceso a tecnologías TIC. “El objetivo de consultar la voz de los ciudadanos, sobre un asunto de salud pública tan determinante, es brindar a tiempo las recomendaciones para que la administración Distrital adopte las medidas necesarias para implementar un proceso de vacunación que genere confianza en la ciudadanía, cuando tengamos acceso a la misma”, puntualizó el Veedor Rivera.

Leer informe

Filtro de noticias